Tuesday, March 31, 2009

En Casa de Isabel

Aquellas mujeres desnudaron sus almas, para comenzar, unas quisieron ser amigas, otras, conocerse mejor y a sus madres coño, amarlas intensamente y que no se les olvidara buscarlas
en la escuela pues sus padres estaban ausentes y aunque los recordaban vagamente quedaron en silencio sin decir palabras.

En sus manos, que marcaban los años vividos llevaban caracolas susurrando felices los días
de su niñez. Soñando en sus corazones abrazos que no recibieron, se angustiaron de perderse unas en otras como espejos que reflejaban sus iras desconocidas, sus rabias y sus des-amores.

Desnudas se fueron bailando al mar y como locas comenzaron a escribir sus historias otra vez.

1 comment:

  1. Tejiste muy bien la tela de araña...

    ReplyDelete